NACIONAL
26 de febrero de 2018

Movimientos populares rechazan la eliminación del Argentina Trabaja y el Ellas Hacen

descarga (2)
Desde las organizaciones sociales apuntaron a la intención del gobierno nacional de modificar las condiciones de los programas de inserción por medio del empleo. “Esto va a ser un subsidio más que va a impedir que se generen puestos de trabajo”, destacaron.

COMPARTÍ ESTA NOTAShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

(Ansol).- El gobierno nacional hizo públicas, por medio del diario Clarín, sus intenciones de modificar las condiciones y reglamentaciones de los planes sociales que actualmente están vigentes en el país.

Un nuevo programa, Hacemos Futuro, reemplazará al Argentina Trabaja y al Ellas Hacen, y tendrá como objetivo la capacitación y finalización de la escuela primaria y secundaria, con la quita de la contraprestación en empleo, tal como ahora existe.

El programa contempla cursos de formación formal, superior y/o profesional; y talleres formativos, brindados por organismos, incluso no gubernamentales.

“Educación y trabajo son los pilares básicos para ayudar a una familia a salir de la situación de pobreza y detectamos que más del 60 por ciento  no había terminado el colegio secundario, por eso queremos ayudarlos en este proceso, debido a que cualquier empleo pide que una persona haya terminado la secundaria”, aseguró al programa “Cada Mañana” en radio Mitre.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Gildo Onorato dijo a Ansol: “Los programas de empleo realmente generan trabajo. No estamos en desacuerdo ni con la capacitación ni con la finalización educativa, pero sí lo estamos en que anule la generación de trabajo, que es lo que veníamos haciendo nosotros. El gobierno dice que quiere fortalecer una supuesta empleabilidad de los compañeros, que vienen de dos a tres generaciones siendo desocupados, y por otro lado, generar condiciones para que el merado genere puestos de trabajo. Pero la realidad es que el mercado no genera puestos de trabajo, no hay inversión en el país, hay pérdida laboral, inflación, no hay changas. Por eso, esto se va a ser un subsidio más que va a impedir que se generen puestos de trabajo”.

Además, otros referentes de organizaciones sociales se pronunciaron contra la medida, tal como Juan Grabois, del Movimiento de trabajadores Excluidos (MTE), que describió al programa como “improvisado” y señaló que estaban en riesgo 700 proyectos sociocomunitarios y el empleo de 30 mil personas, al tiempo que Rafael Klejzer, del Movimiento Popular La Dignidad, destacó que el plan es un una forma de ajuste a los planes sociales y contra los movimientos, ya que no habían podido encontrar rastros de corrupción ni enriquecimiento en ellos.

El programa contempla cursos de formación formal, superior y profesional, talleres formativos, en institutos primarios, secundarios y terciarios habilitados por el Ministerio de Educación, aunque aún no se ha hecho público el plan oficial, sino por medio de una gacetilla y de la entrevista que Stanley brindó a Clarín.

“Si no hay una incorporación de nuestros compañeros y compañeras a la obra pública para infraestructura social, tendremos un conflicto de enormes dimensiones, y ha quedado claro en diciembre que las organizaciones sociales tenemos fuerza, tenemos masividad y tenemos voluntad de dar pelea. Esperamos tener un encuentro pronto con el Ministerio de Desarrollo Social, porque si no, a fin de esta semana estaremos sacando un plan de lucha muy duro, nacional y por mucho tiempo”, concluyó Onorato para este medio.

Economía feminista

La eliminación del programa Ellas Hacen implica un golpe particular para las mujeres, porque estaba destinado a aquellas que no tenían empleo y eran jefas de hogar.

En la Argentina, casi el 40 por ciento de los hogares hoy está encabezado por una mujer; sin embargo, los programas de los que son destinatarias sólo refieren a la maternidad o al cuidado de niños.

Así, Patricia, responsable de un ente ejecutor de Quilmes para 1500 personas, declaró a Ansol: “El objetivo del Ellas Hacen era incluir a las compañeras que sufrían violencia de género, que eran madres solteras y que no podían salir a trabajar. Esas compañeras podían capacitarse en políticas de género sin contraprestación. Era un programa importante porque estaba en el territorio, donde no hay políticas públicas estatales de género que puedan enfrentar nuestras problemáticas en el marco de la aagudización de los femicidios”.

“Los compañeros se tienen que capacitar, pero el nuevo programa no habla de obras”, señaló Patricia, y agregó que “las excluidas van a laburar con los pibes a upa; los excluidos pueden tener antecedentes y merecen trabajar para ser incluidos”.

“El nuevo programa haba de lo que les conviene a ellos. Estigmatizan, dan a entender que no nos gusta ni trabajar ni capacitarnos. Les quieren hacer daño a las organizaciones y a ellos ni les interesa dar educación sexual integral en la escuela ni garantizar el derecho al estudio desde la primera infancia”, ejemplificó Patricia.

 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?